Órganos humanos fabricados en 3D

Al advenimiento de las impresoras tridimensionales hace unos años, ha dado un repunte a la innovación tecnológica dentro de la medicina moderna, donde su implementación ha comenzado a abrir la posibilidad de fabricar órganos humanos artificialmente, como los mini-hígados hechos en un laboratorio de San Diego, California. 

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el órgano más demandado para trasplantes de órganos es el riñón, seguido del corazón, hígado, córneas y médula ósea.

Pero desafortunadamente la tasa de mortandad entre pacientes que se encuentran en lista de espera es cada vez mayor, ya que no alcanzan a vivir lo suficiente como para obtener su órgano tan esperado y acaecen antes de que les toque su turno.

La demanda de órganos humanos se ha vuelto mayor conforme la salud del hombre se descompone aceleradamente en un mundo envuelto entre costumbres sedentarias, mala alimentación, estrés y enfermedades hereditarias más frecuentes entre la familia.

Por otro lado, las diferentes campañas médicas en países donde existe necesidad poblacional de donación de órganos, no han dado los resultados pretendidos, ya que no cualquier persona o familiar de enfermos con etapa terminal deciden literalmente desbaratar su cuerpo para beneficio de otros.

Una cruda realidad hoy en día que es tratada de resolver con ayuda de la tecnología, pues en este sentido se ha avanzado de tal manera que, en un futuro no muy lejano, se podrán fabricar órganos humanos artificiales para beneficio de quienes hoy en día ruegan por que llegue el momento en que sean notificados sobre su próxima intervención quirúrgica de trasplante.

Es posible hacer esta conjetura debido al reciente anuncio que hizo un grupo de científicos de la compañía Organovo, con sede en la ciudad de San Diego, California, y que ha puesto sobre el catálogo médico mini-hígados humanos que realizan la misma función a escala del órgano humano.

Pero lo interesante de esta compañía es que ha logrado crear material tridimensional que se asemeja al de los tejidos biológicos, haciendo uso de las cada vez más populares impresoras tridimensionales.

Debido a que la impresión 3D acelera el ciclo de diseño haciendo uso de impresoras electrónicas especiales, es posible materializar un diseño hecho en computadora a réplica exacta.

Estos mismos equipos han sido utilizados para simplificar labores de desarrollo y también han comprobado su efectividad al momento de reemplazar huesos, cartílagos e incluso rostros humanos elaborados con material polimerizado especial para la medicina.

Los ingenieros de Organovo se auto-adjudicaron las primeras réplicas de un hígado humano totalmente funcional, y aunque son miniatura y no podrían ser implementados a corto plazo en pacientes con perfil hepático, ha abierto la esperanza para muchos de ellos quienes ven a futuro no muy lejano alcanzar la reproducción tridimensional de un órgano artificial con el tamaño idóneo.

De acuerdo a los datos de la compañía, los mini-hígados tienen una dimensión de 1mm x 4mm, pero así de pequeños tienen la particularidad de realizar la mayoría de las funciones biológicas de un hígado humano, lo que incluso ha llevado a la idea de utilizarlos como plataformas de pruebas para la generación de nuevos fármacos y observación reactiva ante nuevas drogas.

Tal avance representa un gran paso hacia la medicina del futuro.

Fuente: ElectrónicosOL <-